Anantara Dhigu Resort: cabañas sobre el agua en las Maldivas


No creo que exista discusión posible en cuanto a que el hotel que veis sobre estas líneas sea el sueño de cualquiera: cada una de las preciosas cabañitas construidas sobre el mar es una exclusiva estancia del Anantara Dhigu Resort&Spa, en las Islas Maldivas.


Yo pagaría incluso más de los 380€ que cuesta por pasar una sola noche en cualquiera de ellas. Sin embargo, si eres de los que tiene algunos reparos en alojarte en estas habitaciones sobre el mar, también podrás encontrar el lujo en cualquiera de las villas sobre la blanca y suave arena de la playa.

A pesar de que el lujo del hotel es palpable a primera vista, el Anantara no pretende ser un lugar ostentoso ni demasiado sofisticado, sino más bien un espacio a la vez elegante y relajado en el que el confort y el bienestar sean complementados por toda clase de detalles.


Así, del mismo modo que ocurre con las casitas de madera y paja, el interiorismo del hotel es bastante sobrio y sencillo: decoración muy natural en madera, enormes y cómodas camas, y unos baños, bañeras y terrazas con increíbles vistas al mar.


Sea como sea, alojarse en el Anantara Dhigu Resort&Spa supone mucho más que unos días de relax (que también), pues es una experiencia en sí misma. Si además sabes complementarlo con las visitas por la bella y frondosa naturaleza de la isla, sin duda quedarás marcado de por vida.


Este hotel es ideal para disfrutar de un romántico viaje en pareja y de unos días de desconexión total.

Precisamente por eso no es sólo la estética del Anantara lo que merece la pena, sino también su increíble servicio, siempre atento a todas tus necesidades y caprichos, así como la gran variedad de actividades e instalaciones del hotel: el gimnasio, la pista de tenis o espacios para el yoga o el spa son sólo algunos de los ejemplos de todo lo que puede ofrecerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *