Bab Al Shams Desert Resort & Spa en Dubai


¿Os imagináis alojaros en un hotel de lujo, con spa, piscina y todas las comodidades… pero situado en medio del desierto? Es algo que podéis hacer si visitáis Dubai, en los Emiratos Árabes. Este lugar, paradigma del lujo más exacerbado, cuenta con enormes extensiones desérticas, y en medio de las arenosas dunas se alza el Bab Al Shams Desert Resort & Spa.

Este hotel, lleno de belleza e inspirado en las tradicionales construcciones de la región, ofrece todo tipo de servicios que os harán sentir como en una de las historias de las Mil y Una Noches. Balneario urbano, chill out, actividades, excursiones… Y magníficas habitaciones llenas de encanto.

Hospitalidad en el desierto


Son muchos los viajeros que, tras haberse alojado en este exclusivo enclave, lo han calificado en internet como “magnífico”. Su ubicación, situado en medio del desierto, es uno de sus mayores atractivos. Y es que asomarse desde la ventana al amanecer, para ver cómo sale el sol sobre las dunas, ha de ser como un sueño… El trato al cliente se inspira en la hospitalidad tradicional de los pueblos del desierto, de forma que allí el viajero se siente como en un auténtico palacio árabe.

La Entrada al Sol


El nombre del hotel, Bab Al Shams, significa en lengua árabe “entrada al Sol”. El establecimiento se construyó como parte de un fuerte árabe, levantado hace mucho tiempo dentro (y alrededor) de un paradisíaco oasis. Cuando cruzas sus muros te dan la bienvenida sus frescos patios sombreados, los jardines con encantadores senderos y las fuentes, estanques y piscina. En fin, un ambiente para olvidarse del mundo. El hotel, además, está muy bien situado, ya que a pesar de encontrarse en el corazón del desierto está tan solo a unos 40 minutos en coche de Dubai y a solo 45 minutos del Aeropuerto Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *