Consejos para no tener problemas con la reserva de hoteles por Internet

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

comprando en Internet
¿Vas a reservar un hotel vía Internet en las próximas semanas? ¿Lo tienes todo claro o te surgen dudas? A día de hoy no debería darte miedo planear tus vacaciones a través de páginas web tan conocidas como Trivago, Booking, Rumbo o Destinia, aunque toda precaución es poca para evitar estafas e imprevistos. De hecho, a veces podemos cometer errores por no fijarnos en la información son detenimiento.

Valoraciones de los clientes

Verás que en muchas páginas web hay comentarios y puntuaciones de clientes que supuestamente han ido al hotel valorado. En muchos casos son opiniones reales, pero me consta que algunas empresas han recurrido a prácticas sucias para subir la nota de los establecimientos que ofertan en sus páginas web.

Datos de la web

La identificación de una página web es fundamental. No pueden faltar datos del hotel tan importantes como el precio, los servicios incluidos, el tipo de habitación o la dirección. Si ves que no te los ofrecen, mejor no reserves.

Condiciones de la reserva

Cuando hayas decidido qué hotel y qué habitación vas a reservar, fíjate bien en las condiciones. Hora de entrada y de salida, régimen (solo alojamiento, desayuno, media pensión), servicios incluidos, posibilidad de cancelar sin gastos… Es información sumamente importante.

web de un hotel

Dirección de contacto

Si vas a reservar, que sea porque tiene unas dirección de contacto para reclamar. Un email puede que sea suficiente, pero siempre va bien que haya un teléfono de atención al cliente. Éste, si no es un 902, da más confianza.

Pago

A la hora de pagar es importante que lo hagas a través de un sitio seguro y con una conexión garantizada. Al efectuar el pago deberías recibir un recibo de la reserva tanto en la misma página web como por correo electrónico. Es lo que suele ser habitual.

Comprobantes

Una vez tengas los comprobantes en tu poder, no los borres bajo ninguna circunstancia. Aunque no te los suelen pedir cuando acudes al hotel que has reservado, siempre va bien tenerlos a mano para justificar la compra y los servicios incluidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *