Four Seasons Resort Bora Bora, un lugar para el relax

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Podría deciros que este mágico hotel de ensueño se encuentra en un lugar secreto e inaccesible, y probablemente os lo creeríais, ya que con sólo ver las fotografías uno se imagina que el paraíso debe parecerse bastante. Pero no, se sabe exactamente dónde está este lugar. Y llegar hasta allí no tiene por qué ser una odisea, sino algo posible y fácil.

El Four Seasons Resort Bora Bora está en Motu Tehotu, en la isla de Bora Bora, en plena Polinesia francesa. Rodeado por las aguas turquesas del Pacífico Sur y con unas playas de arena blanquísima, os ofrece todo un sueño. Allí podréis olvidaros del mundo y pasar unos días de relax absoluto.

Lujo para cuerpo y mente


Todo en este hotel es perfecto. O al menos lo parece. Desde que uno se levanta de la cama y sale por la puerta de la habitación, no deja de ver cosas bellas. Los paisajes son absolutamente espectaculares. La blancura de la arena de la playa casi deslumbra y el azul del mar es hipnótico, extasiante.

Y no es de extrañar que todo sea tan bello, ya que el hotel está rodeado de islotes en un arrecife de coral exterior que encierra una laguna de color turquesa. El Four Seasons Resort Bora Bora dispone de villas, bungalows y cabañas muy confortables y maravillosamente equipadas, perfectas para una escapada romántica.

Además, entre los servicios que ofrece el hotel se cuenta un maravilloso spa con un amplio repertorio de masajes y tratamientos para que volváis a casa como nuevos. Los huéspedes disponen también de una gran piscina y de una sala de fitness.

Una isla increíble


Por si todo esto fuese poco, la isla os ofrece una magnífica oportunidad de conocer otras formas de vivir, otras culturas y tradiciones, y una gastronomía diferente y especial. También hay lugares interesantes para visitar y ciertos enclaves arqueológicos que merece la pena ver. Desde luego, no se me ocurre mejor destino para vivir unas vacaciones perfectas.

2 comentarios

  1. Madre mía, qué maravilla de hotelazo! Tiene que ser espectacular estar en un sitio así. Me encanta lo de las cabañitas sobre el agua, como para tirarse nada más despertar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *