Hostal de La Gavina, lujo en la Costa Brava


El Hostal de La Gavina, situado en S’Agaró, es uno de los mayores atractivos de la Costa Brava en lo que a alojamiento se refiere. Verano tras verano se convierte en una de las opciones más solicitadas por quienes pueden pagar cientos de euros por una habitación en un hotel de 5 estrellas Grand Luxe.

Desde fuera se puede apreciar su arquitectura, considerada de gran belleza por su estilo mediterráneo, que se manifiesta gracias al predominio del color blanco. El complejo está ubicado sobre la línea de la costa mirando directamente al mar, algo que para los clientes siempre supone un plus.

Vacaciones de relax frente al mar

Sus jardines te dan la bienvenida como un espacio abierto al mar. Son un lugar idóneo para pasear, tomar el sol o disfrutar de un aperitivo. Pinos centenarios, olivos, limoneros… da gusto mezclarse entre tanta naturaleza y respirar aire puro.


La piscina del hotel no es menos destacable. Es de agua de mar, pensada para que los clientes no tengan que salir del hotel necesariamente para disfrutar de la playa. Arena no hay, pero sí un restaurante, una terraza y el Bay Bar Chill Out. También hay solárium, zonas arboladas y muchos más lujos como por ejemplo salones privados con baños.

En las noches de verano hay que aprovechar la terraza y el Bay Bar Chill Out, con vistas sobre la Bahía de S’Agaró y con música chill out de fondo para relajarse y desconectar en un ambiente inigualable.

La oferta de actividades deportivas es muy amplia. El clima es ideal para practicar actividades náuticas como la navegación a vela y motor, el ski acuático, el wind surf, la pesca deportiva o el submarinismo. Además, tampoco hay que olvidarse del golf (8 campos cerca del hotel), del tenis (cuenta con pistas de tierra batida), del pádel (también hay pistas) y de la equitación.


Por dentro la belleza se aprecia y se palpa en cada rincón. En total dispone de 74 habitaciones (57 habitaciones, 16 suites y una suite real). Evidentemente, no falta equipamiento tan indispensable como aire acondicionado individual, TV a la carta, WiFi o un completo minibar, además de un servicio de habitaciones 24 horas.

La suite real, la más cara de todas, es de estilo Luis XV. Sus paredes son de maderas nobles y sedas naturales. Está adornada con un busto de Madame de Pompadour y unos jarrones de Sèvres para impresionar a sus huéspedes. Además, dispone de una impresionante terraza con vistas al mar.

Podéis reservar una habitación a través de la central de reservas de su página web oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *