Hotel Barceló Raval, vistas panorámicas sobre Barcelona


Contemplar la ciudad de Barcelona a 360º no es algo que pueda hacerse muy a menudo, mucho menos si tenemos en cuenta que podemos hacerlo tomando un mojito desde una piscina con jacuzzi o en alguna de las altas mesas que se ubican frente a la barandilla de la terraza superior del Hotel Barceló Raval.

A pesar de que la zona de este barrio de Ciutat Vella puede no ser del agrado de todo el mundo, puedo asegurarte que alojarte en este hotel merecerá la pena, y mucho.

La fachada de este edificio circular es moderna y algo particular, cubierta en el exterior por una estructura metálica que deja entrever ligeramente un original juego de tonos lilas bajo la armadura de hierro.


Nada más entrar quedarás sorprendido por el particular interiorismo del Barceló Raval, con un estilo entre el modernísimo kitsch y un vintage muy elegante que se extiende desde la recepción hasta el restaurante hasta la coctelería o el B-Lounge de la planta baja del hotel.


Las 182 habitaciones y 4 suites del Barceló Raval siguen el mismo patrón de modernidad que el resto del hotel, con un colorido diseño interior de muebles modernos y líneas sencillas. En este caso, sencillez no es de ninguna manera sinónimo de baja calidad, pues cada una de ellas está perfectamente equipada para que descanses a gusto tras los largos días de visitas por la ciudad condal.


La maravillosa terraza de 360º se encuentra en el último piso, y en ella encontrarás una pequeña coctelería, una piscina, cómodos sofás y los imprescindibles prismáticos fijos que te permitirán contemplar detenidamente cada rincón de la ciudad.

Como su nombre indica este cuatro estrellas se encuentra en el Raval, un barrio en el corazón de Barcelona a escasos cinco minutos de las Ramblas, de la Plaza de Cataluña o de la Catedral de Barcelona, por ejemplo. Desde aquí, toda Barcelona quedará a tu alcance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *