Hotel Burj Al Arab en Dubái


Aunque estén al alcance de muy pocos, a veces nos apetece conocer alguno de los mejores hoteles del mundo para, aunque sea, morirnos de la envidia. Por eso, hoy te traemos uno de los más lujosos, además de ser el tercero más alto. Se trata del Burj Al Arab, en Dubái.

Mide 321 metros y solo lo superan en altura el Rose Rotana Hotel y el Hotel Ryugyong. Está situado en el mar, encima de una isla artificial a 270 metros de la playa en el Golfo Pérsico. Para poder ir al resto de la ciudad, está conectado a tierra firme mediante una carretera.

Si alguna vez puedes permitirte este capricho, seguro que no quedas descontento.

Está considerado uno de los pocos hoteles de 7 estrellas del mundo. Entre las características que lo hacen tan especial, además de su altura, están sus 202 habitaciones (todas suites), sus 9 restaurantes y el servicio de transfer del hotel, que se compone de BMWs, Rolls Royce y un helicóptero privado.

También destaca el helipuerto, el cual fue utilizado como cancha de tenis para una publicidad en la que participaron Andre Agassi y Roger Federer.


La construcción del Burj Al Arab duró cinco años y se inauguró en 1999. Su estructura en forma de vela hace que sea uno de los edificios más fotografiados y admirados del mundo. Si algun día tienes el placer de poder hospedarte en este hotel, tienes que saber que las tarifas comienzan en unos 1.000 euros por noche.

Por su lujosidad y su espectacularidad, es posible ir de visita para admirar sus fuentes, sus tiendas y su impresionante lobby, el más alto del mundo con más de 200 metros de altura. Los precios de las reservas comienzan en 190 dirhams por un desayuno en el restaurante Sahn Eddar, en la primera planta, aunque puedes optar a otro tipo de experiencias por precios superiores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *