Hotel de lujo y diseño en Bilbao


En un artículo anterior de Hotelesia os hacíamos un pequeño listado con algunos de los mejores hoteles de diseño. Entre ellos, hoy me gustaría dedicar este post a uno de los más especiales: el Silken Gran Hotel Domine de Bilbao. ¿Por qué es tan especial? Pues porque en él han participado diseñadores de talla mundial, sus interiores son impresionantes (doy fe de ello) y además, está junto a dos hitos de la ciudad: el Puppy de Jeff Koons y lo que los bilbaínos llaman con humor “su caseta”: el Museo Guggenheim Bilbao.

Unos de los rasgos más interesantes de este hotel es que no solo es un lugar para alojarse, sino que es posible franquear sus puertas y admirar sus interiores, casi como si de un museo paralelo al Guggenheim se tratase.

Diseño de Javier Mariscal


No sé qué es lo mejor de este hotel: sus increíbles vistas, que se pueden disfrutar a tope desde la terraza y que dominan el emblemático museo y sus alrededores (no dudéis en tomaros un café en ella; merece la pena), o sus interiores, entre los que destaca el atrio con la enorme escultura pétrea, obra de Javier Mariscal. El diseñador catalán fue el artífice del interiorismo del hotel junto con Fernando Salas, y consiguieron un edificio tan espectacular que se ha conviertido en el “buque enseña” de Hoteles Silken.

Un restaurante de primera


Los muebles de este hotel son una especie de “colección artística” en sí: sus diseños son representativos de las mejores y más famosas creaciones del siglo XX. Además, en la página web del hotel se pueden encontrar distintas ofertas que, por ejemplo, incluyen en el precio las entradas al museo diseñado por Frank Gehry. Por otra parte, si os lo podéis permitir también tenéis la opción de comer o cenar en el Restaurante Doma, regentado por el prestigioso chef Martín Berasategui. Una experiencia que conjuga gastronomía, arte y urban chic por los cuatro costados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *