Hotel Esencia en Riviera Maya

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El Hotel Esencia, situado en Riviera Maya, concretamente en Playa del Carmen, huye del bullicio de una ciudad como Cancún, pero todo ello sin descuidar el hecho tan importante de estar cerca del mar, donde el turismo se aglutina año tras año. Las playas de arena blanca y aguas cristalinas siguen siendo el reclamo más importante de la zona.


Tiene un total de 29 habitaciones y podemos decir que es una mezcla de estilo clásico y contemporáneo. No tiene nada que ver con los típicos hoteles grandes de cadenas que se crearon para estar en primera línea de mar. De hecho, antes de ser renovado era la residencia de una duquesa europea.


Allí los huéspedes normalmente están en cabañas independientes que gozan no sólo de la playa, sino también de servicios adicionales como piscina y mayordomo particular. La verdad es que pasar unos días allí es sinónimo de relajación, pues lo más normal es que uno no se mueva para prácticamente nada.


Todas las habitaciones son sencillas y elegantes, con pisos de madera autóctona, techos de tres metros y medio de alto, grandes ventanales de caoba tipo persiana y con sábanas y edredones de algodón egipcio de 600 hilos. Además, las almohadas son de pluma para garantizar el mejor descanso.


Los baños son muy grandes y las neveras que hay en los cuartos están provistas de agua, refrescos y cerveza de cortesía. Además, también por la patilla, cada mañana se puede disfrutar de un desayuno continental enviado directamente a la habitación. De esta forma es difícil no levantarse con buen humor.


Comer en el Hotel Esencia es toda una experiencia que los clientes no se cansan de repetir. El chef combina ingredientes comunes con ingredientes autóctonos para darle un toque distintivo a sus platos. Se utilizan hierbas cultivadas en la propiedad para crear platos que no dejan indiferente a nadie. La mayoría de platos se preparan en el restaurante de autor Sal y Fuego.


Por último, no se puede dejar de hablar de su spa ecológico, un servicio exclusivo que destaca por utilizar métodos extraídos de la medicina antigua. Contratar una sesión de masajes es de lo más recomendable, pues los mejores especialistas se encargan de todo mientras uno disfruta de la brisa marina.


Pasar una noche en el Hotel esencia cuesta un mínimo de 268 euros, precio que está más que justificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *