Hotel Park Hyatt Tokio


Los hoteles de la cadena Hyatt nos tienen acostumbrados a lo mejor de lo mejor. Si además de esto tenemos en cuenta que este hotel se encuentra en Japón, paraíso para los amantes de la tecnología, ya empiezas a imaginarte qué puedes esperar de él.

El diseño del hotel es muy moderno y contemporáneo a la vez que funcional. En él encontramos amplísimos espacios de gran elegancia, ornamentados con inquietantes esculturas abstractas o enormes cuadros de pintura o fotografía y un mobiliario serio y elegante.

Sin embargo, lo que podemos dar por supuesto es que no olvidarás las espectaculares vistas que ofrece este hotel desde prácticamente todas sus zonas comunes, y es que el edificio se alza a más de cincuenta pisos sobre Shinjuku, uno de los barrios más desarrollados tecnológicamente.


Las 200 habitaciones tienen un diseño sencillo y elegante que sin duda satisfará todos tus caprichos y necesidades, aunque la gran joya de la corona la encontramos en el baño, y no porque sea algo bonito de comentar, sino porque su inodoro, aunque pueda sonar algo raro decirlo, es algo excepcional: el asiento electrónico se regula según la temperatura del cuerpo para hacer más agradable la espera, mientras se proyectan diapositivas de bonitas imágenes al son de la relajante música, y unos chorritos de agua templada limpian las partes anatómicas de los clientes, que luego son secadas por unas ráfagas de aire caliente.


El Park Hyatt Tokio también ofrece preciosos jardines de bambú flotantes, bares iluminados con tradicionales farolillos y un servicio que nos dejará con la boca abierta, y nunca mejor dicho, pues entre otras cosas ofrecen suculentas cestas de delicias que contienen pasteles rellenos de crema de alubias dulces o barquillos de arroz.

Por si fuera poco, la zona del gimnasio y el spa tienen 2 kilómetros cuadrados, y el bar del hotel, el New York Bar, es una espectacular pirámide acristalada que se alza desde la planta 52 del edificio para que puedas tocar el cielo mientras escuchas las magníficas actuaciones de jazz en directo.


Con todo esto, no es de extrañar por este hotel hayan pasado grandes personalidades de la realeza, así como actores de la talla de Leonardo DiCaprio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *