Hotel Pulitzer, alójate en las típicas casitas de Ámsterdam


Aunque cuando vamos de vacaciones o hacemos cualquier tipo de viaje a todos nos encanta poder ir a un hotel y que nos lo hagan todo, también es cierto que en muchas ocasiones nos gustaría descubrir cómo es la vida en las casas típicas de cada lugar. En el caso de Ámsterdam, es posible conseguir una combinación de ambas cosas gracias al Hotel Pulitzer, en donde te alojarás en las típicas casitas de colores que tantas veces habrás visto en fotos o en la televisión.

Ámsterdam es una ciudad maravillosa a la que hacer una escapada, una ciudad con varios canales que son atravesados por diversos puentes. A lo largo de sus riberas, las casas típicas que perduran de la Edad Moderna, que fue entre los siglos XVI y XVIII. Hoy en día, no todas esas casas son privadas, algunas han sido restauradas y se han habilitado para albergar a cualquiera que quisiera alojarse en ellas.

Un hotel de lujo

El Hotel Pulitzer es un establecimiento lujoso, un 5 estrellas que pertenece a la cadena hotelera The Luxury Collection-Hotels & Resorts. Está en pleno centro, en una zona privilegiada junto a dos de los canales más bonitos de la capital: el Kreizersgracht y el Prinsengracht. Está muy cerquita de otros lugares de interés como la Casa Museo de Anna Frank, el Palacio Real, el Museo Van Gogh o el Rijksmuseum.

Las habitaciones


25 casas forman parte del hotel, y entre todas las casas hay 230 habitaciones que se reparten en cinco plantas, con ascensor en todas ellas. Las habitaciones pueden ser de varios tipos, como en cualquier otro hotel, y están decoradas de forma que la historia y cultura holandesas tienen mucha presencia. En ellas hay climatizador, minibar, caja fuerte, televisión, teléfono, reloj despertador y un baño completo. Además, se sirve la prensa diaria y hay wi-fi.

Servicios del hotel

Entre los servicios que ofrece el hotel merece la pena destacar la atención ofrecida en la conserjería, los desayunos, el aparcamiento de pago, gimnasio gratuito, un bar de cócteles, restaurante privado y servicio de habitaciones para comer o cenar. Sin duda la visita a Ámsterdam será una experiencia mucho más holandesa si te alojas en una de estas casitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *