Hoteles a la última moda

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La moda está presente en todos los ámbitos de nuestra vida. No sólo dicta lo que llevamos, sino también influye en la decoración de nuestras casas o en los complementos que nos gustan. Prueba de ello es que muchos diseñadores de moda se han lanzado a la creación de muebles o accesorios de decoración, desde vajillas hasta ropa de cama.

Ahora avanzamos un paso más y descubrimos una nueva tendencia de estos diseñadores de moda de renombre: decorar hoteles de lujo y dejar su impronta en ellos. Y es que cada vez son más los diseñadores de moda que se lanzan a esta aventura de interiorismo. Los resultados son sorprendentes.

En el Caribe o en Europa


El sugerente hotel Tortuga Bay, en Punta Cana, fue decorado por Oscar de la Renta. Cada una de las selectas villas que incluye este lujosísimo complejo dominicano lleva la firma del diseñador. Allí podréis disfrutar de los servicios más exclusivos con un paraíso caribeño como telón de fondo.

Otro ejemplo de cómo todo un profesional de la moda puede enriquecer el interiorismo de un hotel lo encontramos en Italia. Concretamente en Florencia, donde se localiza el hotel Continentale, decorado por Salvatore Ferragamo. Sus interiores respiran elegancia y romanticismo.


En Londres, la diseñadora Diane Von Fustemberg se ha encargado de diseñar 20 habitaciones para el hotel Claridge’s London, uno de los establecimientos más distinguidos de la capital londinense. Además de estar a la última en materia de comodidades, pues no les falta un solo detalle, las habitaciones derrochan glamour.

Sevilla, muy fashion


También en nuestro país existen buenos ejemplos de cómo diseñadores de renombre se lanzan a la aventura hotelera como interioristas. En Sevilla, sin ir más lejos, encontramos el hotel Silken Al-Andalus Palace, que fue decorado por Victorio y Lucchino. Moderno y luminoso, la inseparable pareja de diseñadores supo crear ambientes confortables y muy elegantes con ricas telas y muebles orientales, dotando a los espacios de una dosis extra de lujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *