Hoteles de enoturismo y turismo gastronómico España

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Por muy bien decorado que esté el hotel en que nos alojamos y muchos servicios o equipamientos de los que disponga, si no es capaz de conquistarnos por el estómago no conseguirá que nos volvamos con un buen sabor de boca… ¡Y nunca mejor dicho!

Precisamente por eso los hoteles enológicos y gourmet están consiguiendo hacerse un hueco cada vez más grande entre nuestras opciones de relax y desconexión, y es que muchos de ellos incorporan además servicios como lujosos spas.

Si quieres conocer algunos de los mejores hoteles para satisfacer los paladares más exquisitos toma nota de la siguiente lista, ¡son garantía de éxito!

Hotel Marqués de Riscal, Elciego (Álava): Se trata de un peculiar edificio de estilo vanguardista de la mano del mismísimo Frank Gehry y forma parte de la cadena Starwoods. Posee un spa de vino Caudalie (el único en nuestro país) así como un exquisito restaurante gastronómico y una enorme bodega.

Hacienda Zorita (Salamanca): Un antiguo convento dominico reconvertido en un encantador cinco estrellas donde disfrutar de un Wine Spa y del exquisito restaurante de la mano del chef Sergi Arola

Pago de Cirsus, Tudela (Navarra): Otro cinco estrellas con una exquisita bodega de Iñaki Núñez y un restaurante dirigido por Luariz-Ayerdi.

Señorío de Briñas (La Rioja): No es casualidad que fuese el Best of Wine de 2008 en toda España, y es que no solamente posee posee románticas estancias con jacuzzi y unos platos de la mejor categoría sino que además ofrece la posibilidad de realizar un montón de salidas y actividades en los alrededores.

– Can Bonastre
, Masquefa (Barcelona): Un wine hotel en toda regla con actividades de iniciación a la enología, actividades al aire libra y hasta un spa de vinoterapia… ¡Lujo y relax en estado puro!

Otros hoteles de estas características que merece la pena visitar son el Hotel Villa de Ábalos de La Rioja, la Hacienda Abascal de Valladolid o la Posada Mayor de Migueloa, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *