Los hoteles españoles son cada vez más caros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

hotel-aguas-de-ibiza
¡Qué locura! Irse de vacaciones está cada vez más complicado porque el precio de los alojamientos se está disparando. Al final la gran mayoría de los mortales tendremos que ir con la mochila a cuestas para disfrutar de unos días de desconexión en algún punto de España, donde las tarifas de los hoteles siguen creciendo sin descanso.

Los turistas extranjeros pagan sin despeinarse

El turismo masivo, el que recibimos año tras año y nos permite ser una potencia mundial del sector, no beneficia en absoluto al turista español, cuyo poder adquisitivo es claramente inferior al de un inglés, un alemán o un holandés.

Para que nos hagamos una idea de lo que está ocurriendo, en un destino tan solicitado como las Baleares han colgado el cartel de completo pese a que los precios no invitan a quedarse muchos días. Los hoteles han subido el precio por noche un 33% de media y los apartamentos han hecho lo propio incrementando sus tarifas un 16%.

La locura está justificada porque las habitaciones tienen salida. Es lo mismo que justifica que en el mundo del fútbol se estén pagando salarios desorbitados. Si la gente compra camisetas por 100 euros y paga 200 euros por una entrada, ¿por qué los futbolistas no van a cobrar millones de euros?

hotel-tropical
Hay destinos que se están convirtiendo en inalcanzables para los españoles, como es el caso de Formentera. En Ibiza los precios también se han disparado una barbaridad, aunque todavía hay zonas relativamente asequibles. Eso sí, tienes que aceptar que estarás rodeado de turistas jóvenes que llegan con ganas de liarla cada día emborrachándose a cualquier hora.

Las ciudades más caras

Palma de Mallorca y Barcelona son las ciudades con los precios más altos de España, seguidas por Madrid, San Sebastián, Bilbao, Valencia, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria. El panorama no pinta nada bien de cara a los próximos años y no son pocos los españoles que deciden cruzar la frontera para beneficiarse de precios más competitivos en países europeos como Bosnia o en destinos más exóticos como Tailandia, donde por 50 euros te puedes alojar en un hotel de lujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *