Hoteles sin móvil

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Hotel sin movil
Las vacaciones, generalmente, son para descansar. Para desconectar del día a día, de la rutina, del agobio. También de la tecnología. ¿Por qué no? Es la propuesta de varios hoteles españoles que incluyen entre sus servicios una prohibición: el uso de dispositivos móviles. Una terapia de desenganche para aquellos que, quizá por motivos laborales, deban vivir permanentemente unidos a su teléfono o tablet. Y también para quienes no saben, o no quieren, pasar ni un segundo alejados de ellos. Pero ahora es posible en estos hoteles que fomentan una desconexión total, frecuentes en Europa y Estados Unidos y que parece que ya se están implantando en España.

Vincci Digital Detox

La cadena de hoteles Vincci es una de las que ofrecen este tipo de opción a sus clientes. Quieren que por unos días se olviden de mensajes, redes sociales, llamadas, whatsapp, correos electrónicos… y dediquen su tiempo de vacaciones a disfrutar, a relajarse, lejos de toda tecnología. El personal del hotel guarda el dispositivo para que no exista ninguna tentación. Además, ofrecen un programa de estancia especial, que incluye un libro y unos consejos para que puedan vivir unas relajantes vacaciones, además de un pack que con sesiones de spa y masajes. Se pueden añadir extras como cena romántica, circuitos termales, actividades en el gimnasio y en el entorno donde se ubique el hotel, etc. Adiós tecnología, hola bienestar.

hoteles sin movil

Barceló

La misma idea siguen en el hotel Barceló La Bobadilla, donde también guardan a buen recaudo los teléfonos, tablets y ordenadores de sus clientes para que únicamente se dediquen a disfrutar del entorno, la naturaleza, la gastronomía y el relax gracias al acceso y tratamientos que se pueden realizar en el spa. De hecho, si alguien desea publicar en sus redes sociales alguna foto de sus vacaciones el propio hotel las facilita cuando terminen su estancia, pero, mientras tanto, nada de tecnología, ni “me gustas”, ni estados, ni timeline, ni check-in. Sólo realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *