La Princesa y el Guisante, un hotel de cuento de hadas


Erase una vez La Princesa y el Guisante, un mágico hotel situado a dos minutos de la playa de Conil de la Frontera, Cadiz. En él, los huéspedes pueden disfrutar del confort y diseño rodeados del encanto del cuento de Hans Christian Andersen. Pero no te preocupes, a diferencia de la princesa del famoso cuento, no encontrarás ninguna molestia, ni siquiera un guisante bajo el colchón.

La Princesa y el Guisante es un hotel temático, moderno, creativo y muy íntimo que está ubicado en pleno casco antiguo de la villa. Tiene 11 habitaciones que garantizan un trato personalizado, terraza con unas increíbles vistas a la costa gaditana y, lo mejor de todo, un jacuzzi que hará las delicias de los huéspedes.

Los dormitorios están cargados de efectos sensoriales y oníricos y, en el sótano, se sirve un desayuno tipo bufé de mermeladas y tostadas caseras y se venden las camisetas que diseña uno de los dueños en sus ratos libres.


Caminando desde el Hotel por un interesante y divertido paseo de jardines y monumentos, antiguas iglesias, contemplarás la “Torre de Guzmán el Bueno”, fundamental edificio para la historia de Conil de la Frontera; restaurantes, bares, terrazas donde se pueden degustar los pescados, salazones y mariscos de la mar. Si no te detienes en este bonito paseo, en menos de cinco minutos aparece el océano y la incomparable arena de la playa.

Y es que Conil de la Frontera ya de por sí es un lugar mágico. Recostado sobre una colina, tiene a sus pies una playa de 17 kilómetros de arena fina, rubia y limpia. Todo ello a orillas del Estrecho de Gibraltar, cercano a la conjunción de las aguas del Mediterráneo con el Océano Atlántico, donde entran los atunes a desovar y donde se colocan las almadrabas para su pesca. En los días claros, sobre todo con el viento Norte, aparece en el horizonte las azules montañas de África.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *