Regalar una estancia en un hotel

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Vivir una experiencia es sin duda uno de los mejores regalos que pueden hacerte en la vida, y es que disfrutar de cualquier actividad que te ayude a desconectar y divertirte es algo que probablemente te satisfaga más que cualquier regalo material.

Regalar una estancia en un hotel es una idea fenomenal, algo que hasta hace pocos años era realmente complicado pero que a día de hoy es más fácil de conseguir que cualquier otro regalo gracias a los prácticos paquetes o cajitas que están a la venta en internet o en cualquier centro comercial.

A continuación te dejamos las propuestas de algunas de las marcas que los comercializan, así que echa un vistazo y escoge el que más se adapte a los gustos del receptor… ¡y a tu bolsillo!

La vida es bella: Ofrece estancias a partir de 24,95€. Entre las amplísima variedad de posibilidades te ofrecen estancias en campings y cabañas, Refugio para dos, Noche en la ciudad, estancia con encanto o pintoresca, estancia en familia y escapadas románticas.

PlanB!: Tal y como dicen, es ‘el regalo que nunca falla’. También a partir de los 24,90€ ofrecen escapadas rústicas, pintorescas o con encanto, estancias en hoteles de diseño, en paradores o con diferentes intereses como la enología o la gastronomía.

Smartbox: Los precios suben en esta marca, aunque esperamos que no sea porque se aprovechan de sus clientes sino porque las condiciones son mejores y los establecimientos de mayor calidad. Entre las propuestas se encuentran las estancias culturales, las ‘chic’, las escapadas por Europa o los fines de semana en Paradores con encanto, por ejemplo.

Dakota Box: Los precios van de 59,90€ a 295€ y ofrecen tanto escapadas rurales o con encanto por nuestro país como estancias con actividades o fines de semana por Europa.

A pesar de que en la mayoría de ocasiones el precio del servicio está más inflado de la cuenta (evidentemente algo tiene que llevarse la empresa), las ventajas de este tipo de regalos son múltiples: desde la facilidad de conseguir un regalo perfecto para el comprador hasta las amplias posibilidades del receptor para escoger entre un montón de destinos, hoteles y fechas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *