San Ramón del Somontano, el hotel más antiguo de Aragón


Ya no se siguen los mismos criterios a la hora de escoger un hotel que años atrás. Ahora ya no solo vale con que esté bien ubicado y cuente con buenos servicios, sino que debe tener algo más, un encanto especial.

Por eso, los llamados hoteles con encanto tienen en estos días tanto éxito. Son alojamientos, más bien pequeños, que suelen ofrecer algo diferente: un servicio esmerado, una decoración exquisita, una atmósfera inspiradora, una arquitectura singular… En definitiva, se trata de hoteles con ambientes privilegiados, precisamente lo que puede encontrarse en el San Ramón del Somontano, el hotel más antiguo de Aragón. ¿Te apetece descubrirlo?

Huéspedes de renombre

Inaugurado en 2009 y ubicado en el centro de Barbastro, en la calle San Ramón, el hotel ha sido testigo del paso de clientes de la talla de Joaquín Costa, Miguel de Unamuno, George Orwell, Miguel Fleta, José Agustín Goytisolo, Luis Miguel Dominguín… Todos ellos llegaban atraídos por el encanto modernista, acogedor y elegante, y por su cocina moderna y el buen gusto. Hoy en día ya forma parte de la historia del s. XX de Barbastro.

Habitaciones y restaurante

Este pequeño hotel de cuatro estrellas con spa busca ofrecer una estancia de calidad y un servicio personalizado. Dispone de 18 habitaciones decoradas cuidando al máximo los detalles con elementos contemporáneos y armoniosos, predominando el binomio blanco-negro aunque con algún toque de color. Sin embargo, lo que más destaca es su restaurante, un referente de la comarca con una excelente calidad-precio.

Un completísimo spa

Por supuesto, también tenemos que hablar del spa de uso exclusivo, que ofrece ducha bitérmica con rocío de aromas, ducha bitérmica escocesa, sauna seca de aromas, baño turco, sala de relax cromoterapia, cascada de agua relajante, tumbonas térmicas calefactadas y cabinas para distintos tipos de masajes y aromaterapia, entre otras atractivas propuestas.

Curiosidades, España,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *