The Four Seasons en Nueva York


Hiperactiva, cultural, colorida, cosmopolita…Son tantos los adjetivos positivos que se nos ocurren de cada rincón de la increíble ciudad de Nueva York que resultaría difícil quedarse solamente con alguno de ellos.

Sin embargo, si tuviéramos que quedarnos con un hotel que simbolice la elegancia, el lujo y la opulencia en la ciudad de los rascacielos nos decidiríamos sin duda por el perteneciente a la famosa cadena hotelera The Four Seasons.


Se trata de un establecimiento cinco estrellas de gran sofisticación, un hotel donde cada detalle ha sido pensado para convertirse en un regalo para la vista y también para el confort. De hecho, podría decirse que cada una de las amenidades y servicios del Four Seasons están pensados para hacerte sentir más a gusto que en tu propia casa y, en definitiva, para hacerte sentir el cambio en tus días en la ciudad…

¡Y qué cambio! The Four Seasons es un enorme edificio de 208 metros de altura y 52 pisos, lo que lo ha convertido en el hotel más alto de toda la ciudad y el tercero en altura de todo Estados Unidos.


Tanto las zonas comunes como cada una de las 364 habitaciones y suites han sido decoradas con un pensadísimo estilo clásico contemporáneo con estructuras, muebles y textiles de la mejor calidad y cuentan con unas increíbles vistas sobre el resto de la ciudad.

De hecho, el famosísimo Central Park se extiende a sus pies mostrando su grandeza y compitiendo en espectacularidad con el colosal edificio.


En cuanto al resto de servicios y amenidades, el Four Seasons cuenta con un magnífica zona de wellness que incluye gimnasio y spa así como algunos restaurantes gourmet (L’Atelier de Joël Robuchon y The Garden) y varios lounges.

¿Dónde encontrarlo? En pleno centro de Manhattan, entre Madison y Park Avenue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *