Un hotel exhibicionista en Nueva York

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Te imaginas que todo el mundo pudiera verte mientras haces tus intimidades? Pues esto puede pasarte si utilizas los baños del piso 18 de un exclusivo hotel de Nueva York, donde se encuentra el Boom Boom Room, el salón del Standard Hotel ubicado en el High Line Park, una zona súper turística en las calles de Manhattan.

Gracias a las ventanas acristaladas de más de 3 metros de altura, los visitantes pueden obtener una espectacular vista de esta zona de Nueva York, aunque suponemos que los transeúntes no pueden decir lo mismo. Lo más curioso, es que nada indica que quienes hagan sus necesidades en estos servicios tan particulares están en el ojo público.

Filas de baños se alinean en las paredes donde los visitantes del hotel se sientan lo suficientemente cerca de las ventanas para que los transeúntes puedan verlos sin problemas mientras hacen sus intimidades. No existen en estos servicios ni persianas ni cortinas para los clientes que no deseen ofrecer su más valiosa intimidad a los ciudadanos de Manhattan.


El hallazgo ha alarmado a más de un usuario que desconocía la perspectiva que ofrecían al vecindario. Algunos llegaron a pensar que los cristales estaban oscurecidos y que solamente podía verse de adentro hacia fuera. Sin embargo, a muchos no les importa el exhibicionismo público. Incluso, hay personas que se animan a saludar a la gente mientras están entados en el retrete.

De la misma forma, muchos de los transeúntes toman fotos y hay quienes intentan descubrir qué hace el ocupante ocasional del sanitario, mientras que los más pudorosos se tapan los ojos.

¿A ti qué te parece? ¿Serías capaz de hacer tus intimidades mientras te están observando todos los turistas de Manhattan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *