Una estancia de ensueño en el Gran Hotel Atlantis Bahía Real


Elegante a la vez que acogedor, lujoso a la vez que familiar, con un ambiente relajante sin perder ese toque de emoción… no es la primera ocasión en la que en Hotelesia os hablamos del Gran Hotel Atlantis Bahía Real de Fuerteventura y, sin embargo, nunca habíamos podido hacerlo con tanta seguridad como hoy, tras haber sentido lo que supone vivir la inolvidable experiencia que supone una visita al hotel.

Una rápida ojeada a la fachada del hotel no deja lugar a dudas: lejos de los hoteles “fabricados” en cadena de montaje, el Gran Hotel Atlantis Bahía Real es un hotel que se distingue de los demás por mil y un motivos.

De hecho, poco o nada podemos decir en contra de este impresionante palacete neomudéjar: su apariencia, su trabajadísima decoración clasico-contemporánea, un personal atento a tus necesidades las 24 horas del día y una variada oferta gastronómica que satisfará hasta los paladares más exigentes son algunos de los motivos que invitarán a sus clientes a repetir una y otra vez sus vacaciones en el Bahía Real.

La ubicación

El Gran Atlantis Bahía Real ocupa algunos cientos de metros de la primera línea de mar de Corralejo (en la Oliva), y es que se encuentra en la popular Avenida de las Grandes Playas que nos conducirá a la idílica costa que ha sido bautizada con el mismo nombre. Así, además de ofrecer al huésped unas privilegiadísimas vistas a la pequeña isla de Lobos, el hotel se enclava en un excelente punto de partida para conocer la zona: un corto paseo nos permitirá disfrutar de preciosas playas de suave arena dorada y aguas cristalinas, de la oferta comercial de la zona o del agitado centro de la ciudad, donde podremos encontrar todo tipo de bares, restaurantes, locales de ocio y comercios.

Siente lo que es dormir a cuerpo de rey

En las habitaciones se respira tranquilidad. El máximo confort está garantizado y todos los detalles se han cuidado al máximo para que la estancia sea lo más placentera posible. Lo pudimos comprobar de primera mano cada día, aunque lo más increíble de todo no fue eso, sino despertarse con unas fantásticas vistas con la isla de Lobos y Lanzarote en el horizonte.

Hay habitaciones Doble Deluxe, Junior Suite Deluxe, Suite Atlántico, Suite Bahía y Suite Real. Esta última es sin duda alguna la joya de la corona, una habitación a la que no le falta absolutamente de nada para complacer a los huéspedes. De todas formas, elijas la habitación que elijas disfrutarás de un equipamiento muy completo y una atención exquisita.

Una oferta gastronómica del más alto nivel

Los amantes de la buena gastronomía tienen garantizada una estancia 10 en el Atlantis, y es que además de un completísimo buffet de estilo mediterráneo e internacional podrán disfrutar de hasta cuatro restaurantes a la carta con variados estilos de cocina:

– La Cúpula de Carles Gaig
– Yamatori
– Las Columnas
– Beach Club Las Palmeras


¿Con cuál quedarte? Tranquilo, porque escojas el que escojas, sin duda acertarás.

Para rematar, nada mejor que disfrutar de un café o de una copa en el Piano Bar El Mirador del hotel, un espacio de relax en el que disfrutar de la sobremesa en pareja o con los amigos.

El servicio, la clave del éxito

Todo lo anterior no sería lo mismo si no fuera por el magnífico trato del personal del hotel, que estará las 24 horas a tu disposición para cualquier cosa que puedas necesitar e intentará que te sientas tan a gusto como en casa.

No obstante, si una cosa impresiona del servicio del hotel es sin duda la continua atención al detalle: botellas de cava que te esperan frescas en la habitación, cestas de fruta que te invitan a tomar un dulce tentempié, carta de almohadas para adaptarse a tus necesidades, servicio de toallas en el área de las piscinas… ¡hasta unos dulces de chocolate para darte las buenas noches!

Relax, take it easy

Si al traspasar la puerta giratoria de la entrada del hotel ya crees sentir el relax a flor de piel, espérate a descubrir el spa del Gran Hotel Atlantis Bahía Real: una gran piscina climatizada con un amplio surtido de chorros y jacuzzis, serán los responsables de que salgas como en una nube. Para acabar como nuevo, eso sí, nada mejor que un relajante masaje de las manos de sus expertos: con aceites aromáticos, con piedras calientes y hasta con acupuntura… ¡hay variedad para todos los gustos y necesidades!


Teniendo en cuenta que nos encontramos en una especie de desierto a la española y que el hotel lo tiene absolutamente todo para complacernos, el Gran Atlantis Bahía Real se convierte, entonces, en el mayor oasis de placer de Fuerteventura.

Con todo, no es extraño que el hotel haya sido reconocido con numerosos premios, entre los que se encuentra, por citar uno de los seis que ya ha ganado este año, el de “Mejor Hotel de Europa en 2012” entregado por Condé Nast Johansens. Y es que podemos asegurarte que, más que una estancia, el Bahía Real ofrece una “experiencia” en toda regla.

Para más información y reservas os invito a visitar su página web oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *